Contáctanos

Lo más viral

Ciervos descansan tranquilos bajo cerezos en Japón por ausencia de turistas

Esto ocurrió en el Parque de Natra en la ciudad de Nara, al sur de Japón, que es famoso por tener una población de cerca de mil 200 ciervos, por lo que, cada año, recibe miles de turistas de todo el país y el resto del mundo.

SET Puebla Noticias

Aunque los humanos estemos pasando por un momento complicado, debido a las medidas de confinamiento impuestas por las autoridades de muchos países para tratar de frenar la pandemia de coronavirus que azota el mundo, esta situación no es despreciada por otros seres del planeta, que a medida que han visto desaparecer a los hombres de los espacios públicos, estos se reapoderan de espacios en los que difícilmente podrían ser vistos en tiempos normales.

Esta situación nos ha dejado ver postales increíbles de animales recorriendo las ciudades más grandes del mundo, generalmente repletas de turistas que hoy, tienen que quedarse en su casa para evitar los contagios de Covid-19. Sin embargo, aunque han sido diversas estas imágenes, una de las más hermosas, sin duda, es la que no han regalado los ciervos en japón, quienes, tranquilos ante la falta de humanos, pudieron tirarse a descansar bajo la sombra de los recién floreados cerezos nipones. 

Esto ocurrió en el Parque de Natra en la ciudad de Nara, al sur de Japón, que es famoso por tener una población de cerca de mil 200 ciervos, por lo que, cada año, recibe miles de turistas de todo el país y el resto del mundo. Sin embargo, este año, la emergencia declarada en abril por la pandemia de coronavirus cambió las cosas, pues redujo la movilidad de personas justo en el tiempo en el que florean los cerezos.

Esto dejó a los animales salir de sus escondites y recorrer el parque a sus anchas sin ninguna preocupación, permitiéndoles, también, reposar bajo los cerezos en completa paz. 

Los curiosos que se atrevieron a salir de sus casas, pudieron presenciar el momento en vivo y no dudaron en tomar un video para capturar el momento en el que los animales, felices, disfrutan ante la ausencia de humanos. 

Fuente: Milenio.com

KCL