Contáctanos

Internacional

Alerta en Estados Unidos por una invasión de lagartos argentinos

El enorme reptil, también conocido como “tegu” o “lagarto overo”, es una amenaza para varias especies autóctonas. La alimentación de este enorme reptil es uno de los temas que más preocupa a las autoridades estadounidenses.

SET Puebla Noticias

Tras la invasión de avispones asesinos, Estados Unidos sumó una nueva preocupación en medio de la pandemia del coronavirus: los lagartos argentinos, un reptil que comúnmente habita en Sudamérica pero que puso en alerta este país norteamericano.

También conocidos como “tegus” o “lagartos overos”, varios de ellos fueron vistos en el condado de Tattnall, en el estado de Georgia, donde su población está en aumento. El riesgo allí es grande, ya que son una amenaza para varias especies autóctonas.

Esta es una especie no autóctona de los Estados Unidos que se afincó en distintos lugares, en especial en Florida y en los condados de Tattnall y Toombs, aquí en Georgia. Es importante capturarlos ya que pueden tener un impacto negativo sobre nuestra especies nativas“, detalló John Jensen, de la fundación Georgia Wildlife, en un video difundido en las redes sociales​.

La alimentación de este enorme reptil (puede medir más de un metro y medio de largo) es uno de los temas que más preocupa a las autoridades estadounidenses, ya que consideran que “comen lo que quieran”, aunque las tortugas son las más amenazadas.

“Los tegus se comerán los huevos de las aves que anidan en el suelo, incluidas las codornices y los pavos, y otros reptiles, como los caimanes estadounidenses y las tortugas de tierra, ambas especies protegidas. También comerán huevos de gallina, frutas, verduras, plantas, comida para mascotas, carroña y pequeños animales vivos, desde saltamontes hasta tortugas de tierra“, especifican desde Georgia Wildlife.

Según la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida, este lagarto puede vivir hasta 20 años y poner hasta 35 huevos cada año. En Argentina es habitual observarlo en las Cataratas del Iguazú.

Cómo llegaron a Estados Unidos es un misterio: “No podemos afirmarlo de manera definitiva, pero es probable que esta invasión de tegus se originó con animales cautivos que escaparon o fueron liberados“, destacaron desde Georgia Wildlife.

Fuente: Clarin.com

KCL