Contáctanos

Salud

La cuarentena por COVID-19 genera cambios alimenticios

De acuerdo con los expertos, la información que nos llega todos los días sobre el coronavirus y el temor al contagio, generan sentimientos de estrés y ansiedad que se ven reflejados en nuestra alimentación.

Monserrat Navedo

Debido a la cuarentena por el coronavirus, las personas experimentan cambios en sus hábitos alimenticios.

El hambre repentina, el deseo e incluso la sensación de vacío en el estómago impulsa a buscar en la alacena o el refrigerador sin saber qué es lo que busca, a esto se le denomina: hambre emocional.

Y eso es lo que está ocurriendo a la mayor parte de la población durante el confinamiento en sus hogares.

De acuerdo con los expertos, la información que nos llega todos los días sobre el coronavirus y el temor al contagio, generan sentimientos de estrés y ansiedad que se ven reflejados en nuestra alimentación.

El primer paso para combatir el hambre emocional es aprender a diferenciarla del hambre física, la cual es una respuesta a la demanda de nutrientes o energía de nuestro cuerpo.

Mientras que la emocional, no se puede saciar con comida porque su objetivo es calmar la emoción, por ello, es importante identificar qué la desencadena para poder combatirla.

ARP