Contáctanos

Internacional

El plan de Australia para reabrir el país tras el coronavirus

Desde el inicio, Australia ha impuesto una serie de medidas contra la pandemia que incluyen el limitar las reuniones a un máximo de dos personas, el confinamiento en los hogares a menos de que se necesite ir de compras, atender citas médicas o hacer ejercicio.

SET Puebla Noticias

Australia anunció una plan consistente en tres pasos o fases que intentarán volver a la normalidad al país luego de la crisis impuesta por el coronavirus Sars-CoV-2 que provoca la enfermedad COVID-19 y que tuvo bajo confinamiento obligatorio a la nación. El encargado de informarlo a la población fue el primer ministro Scott Morrison, quien conjuntamente con el jefe médico de su gabinete, Brendan Murphy, detallaron cada uno de los escalones que terminarán en julio próximo, pleno invierno.

Paso Uno:

Durante este período, los australianos podrán mantener pequeñas reuniones y reencontrarse con amigos y familiares. Centros educativos, campos deportivos y recreativos podrán volver a funcionar, así como también empresas. Algunos empleados, en caso de que su trabajo se lo permita, deberán continuar sus labores desde sus hogares, para evitar el contacto con colegas. Pero las grandes cadenas volverán a operar con normalidad. El sector inmobiliario y de remates también se reactivará. En definitiva, Morrison señaló que se podrá:

  • Reuniones no laborales de hasta 10 personas en público.
  • Hasta cinco visitantes a su hogar.
  • Hasta 10 invitados a una boda, además de la pareja y el celebrante.
  • Se permiten hasta 20 personas en un funeral si están adentro y 30 si están afuera
  • Reuniones religiosas con hasta 10 asistentes.

Sin embargo, por el momento continuarán cerrados: gimnasios, cines, estadios, galerías, museos, zoológicos, pubs, clubes, salas de juego, clubes de striptease y burdeles, así como salas de terapias de belleza y masajes, saunas y salones de tatuajes.

Paso Dos:

En esta fase son pocas las actividades que se suman a la reapertura y es bastante similar al primer paso propuesto por el gobierno australiano. Sin embargo, el cambio radical será que se permitirá el doble de personas en cada una de las actividades habilitadas. Es decir, se podrán celebrar reuniones no laborales de hasta 20 miembros, por ejemplo. En cuanto a encuentros en hogares, cada estado podrá determinar las reglas de acuerdo a sus propios criterios de desconfinamiento.

Las salas de belleza, de masajes y de tatuajes podrán abrir hasta 20 clientes a la vez, siempre que registren todos los datos de contacto, y hasta 20 personas podrán participar en todos los deportes al aire libre. Piscinas reabrirán, con restricciones. Cines, galerías, estadios y zoológicos podrán tener hasta 20 clientes. Sin embargo, en esta fase todavía no será el turno de pubs, clubes, casinos y clubes nocturnos.

Paso Tres:

Este último estadio será considerado teniendo en cuenta el resultado de los dos anteriores y si el contagio se mantuvo contenido desde ahora hasta julio próximo, cuando debería activarse esa última etapa. Así, la vida podría volver a la “normalidad”, con reuniones no laborales de hasta 100 personas permitidas, e incluso más grandes, según consignó la versión australiana del diario The Guardian.

Restaurantes, cafeterías, bares, casas de subastas y venta de viviendas, salas de cine y otras instalaciones de entretenimiento, bodas y funerales podrán albergar hasta 100 personas. El marco regulatorio estipula que los cafés, restaurantes y lugares de comida deben seguir la regla de cuatro metros cuadrados por persona en interiores. Los pubs, clubes y posiblemente lugares de juego podrán reabrir. Para ese momento, por último, Morrison también se esperanzó con que “la mayoría de los trabajadores… vuelvan al lugar de trabajo”.

El caso australiano

Desde el inicio, Australia ha impuesto una serie de medidas contra la pandemia que incluyen el limitar las reuniones a un máximo de dos personas, el confinamiento en los hogares a menos de que se necesite ir de compras, atender citas médicas o hacer ejercicio.

Asimismo ha suspendido las actividades no esenciales, aunque mantiene abiertas las escuelas y guarderías, al tiempo que ha cerrado las fronteras a extranjeros e impuesto cuarentenas a los residentes y ciudadanos que vienen del exterior por 14 días.

La estrategia gubernamental implementada progresivamente desde marzo pasado, que va acompañada de paquetes de estímulo y subsidios salariales, ha resultado en una disminución del incremento de casos diarios a menos de 50 en los últimos días.

Fuente: Infobae.com