Contáctanos

Salud

5 productos que no pueden faltar en tu alacena si tienes niños chiquitos

Cuando sientes que no tienes ni un segundo para ti, tener comida lista para tu bebé te dará un respiro.

Puebla Noticias Digital

Si tienes bebés en casa sabes que la cocina es como tu zona de batalla, y tener todo lo que necesitas al alcance de tu mano es esencial. Esta lista te servirá para llenar tu despensa de cosas que te harán la vida más fácil, para todos esos momentos en los que sientes que no tienes un segundo extra en el día. 

1. Una cajita con papillas para “la calle”.

Tener snacks listos para meter a la pañalera antes de salir de casa te quitará mucho estrés. Estas papillas son muy fáciles de transportar y no necesitas usar cuchara para dárselas a tu bebé. Hay de muchos sabores diferentes y las puedes comprar en paquetes de 24, ¡para tenerlas listas en cualquier ocasión!

2. Comida rápida y sana para ti.

Como seguramente ya sabes, los bebés te dejan muy poco tiempo para cocinar, e ir al super toma más tiempo que antes. Por eso es importante que tengas en tu alacena los ingredientes suficientes para cocinarte algo rico, rápido y sin tener que ir a la tienda, para los días en los que tienes el refrigerador vacío y nada de ganas de salir. Pastas, enlatados, condimentos, todo esto te ayudará. También puedes pedirlos por Amazon y que te lleguen a la puerta de tu casa. ¡Puedes pedir desde un bote de ketchup!

3. Comida sana y completa para tu bebé.

Cuando sientes que no tienes ni un segundo para ti, tener comida lista para tu bebé te dará un respiro. Pide con antelación y guarda papillas de distintos sabores en tu alacena, para que puedas usarlas cuando necesites. Busca sabores como pollo con papas y arroz o carne y cómpralos por caja. 12 frascos de este sabor tienen un costo de $126.00 pesos y llegan a la puerta de tu casa. 

4. Toallas desechables con cloro.

Para los desastres, tiraderos y accidentes las toallitas húmedas son excelentes, pero si guardas en tu alacena unas toallitas con cloro podrás desinfectar la cocina al mismo tiempo que recoges lo que se haya caído.

5. Todos los baberos.

Ahora que tu bebé empieza a comer algo más que leche, vas a necesitar muchos baberos. Guárdalos junto a la comida de tu bebé para que no tengas que ir de un lugar a otro para alimentar a tu pequeñito. 

¡Agrega todo esto a tu alacena para que puedas pasar más tiempo disfrutando a tu bebé!

Fuente: Cocinadelirante.com

KCL