Contáctanos

Lo más viral

Niño dios más grande del mundo víctima de memes

El párroco de la iglesia de la Epifanía del Señor, en el estado mexicano de Zacatecas, en el norte del país, ha logrado sin querer que su humilde parroquia sea conocida en todo el mundo. Su idea fue la de instalar una figura del Niño Jesús que mide seis metros y cincuenta y ocho centímetros y ha causado furor en todo el país. La razón es que, según esa parroquia, es la imagen más grande del mundo del bebé Jesucristo.

Según ha explicado el cura, Humberto Rodríguez, “la iglesia tiene ocho metros del techo al suelo, y yo encargué una imagen de seis metros y medio. No tuve nunca la finalidad de que fuera el niño más grande del mundo, simplemente se adaptaba al tamaño de la parroquia”.

Sin embargo, una vez hecho el pedido y cuando estudiaba las caras de otras figuras similares para inspirarse, se percató de que estaba ante la talla del Niño Jesús más grande del mundo: “Me di cuenta de que el más grande del mundo, hasta ahora, medía cinco metros y estaba en Nezahualcóyotl (en el central Estado de México); y que había otro niño en Alemania de cuatro metros”.

La talla, medida personalmente por el párroco “desde la piernita”, según precisó, fue construida en el Estado de México por el artesano Román Salvador Barrueto y su equipo, y tuvo un coste de 218.800 pesos (unos 10.000 euros al cambio), que han sido sufragados en su totalidad por los feligreses.

El Niño Jesús viajó por carretera y con los brazos separados los 600 kilómetros que separan el taller de Barrueto, en Chimalhuacán, del municipio de Guadalupe. Una vez entró la talla al pueblo, el pasado 13 de noviembre, la cargaron entre doce hombres hasta colocarla al lado del altar, donde los artesanos acabaron con los últimos detalles de pintura.

Posteriormente, fueron necesarias veinte personas para levantar de nuevo la figura y atornillarla al muro de la parroquia para la que fue encargada, ya que, según las estimaciones, esta obra de arte pesa entre 750 y 800 kilogramos.

El próximo paso para el Niño Dios será encontrar ropa, una tarea para la que, según dijo el párroco, ya se han movilizado los feligreses, quienes están confeccionando unos mantos de nueve metros de longitud. Junto a la figura del bebé Jesucristo, en el mismo muro donde está atornillada, el artista local Hilario Fuentes pintará las imágenes de la Virgen y San José, así como de los Reyes Magos.

Fuente: El Confidencial

KCL