Contáctanos

Internacional

El primer trasplante completo de cara

La técnica requiere cirujanos maxilofaciales, angiólogos, otorrinos y cirujanos plásticos; es una tarea de hasta 48 horas que colocará al país a la vanguardia en la materia en América Latina.

Puebla Noticias Digital

Adrián Silvadoray se convertirá en 2020 en el primer mexicano al que se le realizará un trasplante completo de cara con tejidos de un donador con muerte cerebral en nuestro país. Al hacerlo, se establecerán los protocolos que beneficiarán a alrededor de 80 pacientes por año que han sufrido grandes desfiguramientos faciales, ya sea por quemaduras, accidentes graves o extirpaciones de tumores.

El equipo de Martín Iglesias Morales, ex jefe de cirugía plástica del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, es reconocido a escala mundial por trasplantar, por primera vez, dos extremidades extensas. Su éxito se debió, también, porque logró darles movimiento y sensibilidad. Y ahora es el turno de Adrián, un paciente que, de acuerdo con lo que relató a MILENIO, sufrió un “accidente por gasolina” cuando tenía seis años: “Una persona estaba jugando con ella cuando pasé por donde estaba, la aventó y me cayó”, provocándole lesiones de tercer grado en el rostro, parte del cuerpo y las manos. A pesar de las largas temporadas en hospitales, las cirugías no lograron evitar la deformidad en su rostro, sobre todo en los labios, la nariz, los contornos de los ojos… en cada centímetro de la cara. Adrián, de 43 años, recordó que desde aquel accidente “su vida cambió radicalmente”.

Dejó de ser un chico juguetón y sano para someterse a múltiples cirugías, sometido a difíciles y duros tratamientos contra las infecciones. “La escuela fue difícil, el bullying; comencé a batallar el doble que cualquier persona normal. Terminé la primaria, la secundaria, la preparatoria y una carrera técnica. Me ponían muchos apodos, y aunque aprendes a vivir con todo eso, nunca lo asimilas”, dijo. “Tuve el apoyo total de mi familia y gracias a ella he estado al pie del cañón. Ellos fueron los que no me permitieron aislarme. Eran los mismos regaños para mis hermanas que para mí, las mismas tareas (en casa); mis papás nunca me vieron con limitantes y mis amigos también contribuyeron a que estuviera al parejo de ellos. Claro, muchas personas trataron de sacar provecho a costa de uno mismo, pero ahora estoy esperanzado en cambiar”, relató.

Fuente: milenio.com