Contáctanos

Deportes

México pierde la Final del Mundial Sub 17 ante Brasil

El combinado nacional tuvo la ventaja en el marcador pero terminó cayendo 2-1.

Las manos en el rostro, los cuerpos boca abajo tumbados en el césped, unos a otros se abrazaban. Los jugadores de México no dejaban de llorar ante a la derrota de 2-1 de la Final del Mundial Sub 17 frente a Brasil. La selección azteca estuvo cerca, se levantó de un dominó importante en gran parte del primer tiempo, pero un penal dudoso marcó el inicio del triunfo de la verdeamarelha en las últimas acciones del encuentro.

El choque arrancó con los locales encima, con mayores jugadas de peligro, pero entre su mala puntería y la gran actuación de Eduardo García mantuvo el cero atrás. Luego, el Tricolor emparejó las acciones, llegó el gol, y luego el penal en contra, y en el último minuto se fue el título de las manos.

En los primeros diez minutos del partido, ambos equipos lucharon por el dominio del esférico, pero sin llegar con constancia al arco rival. Gabriel Verón Fonseca estuvo cerca de abrir el marcador, cuando se plantó solo en el área, le llegó el esférico, y remató, aunque no con la comodidad y precisión necesaria.

Brasil era superior, sus jugadores derrochaban técnica, eran rápidos, y lo que les fallaba era el remate al arco. En cambio, el Tricolor no se encontraba en el terreno de juego. Los de mayor talento al frente como Efraín Álvarez y Santiago Muñoz estaban desconectados.

Los locales estuvieron cerca de abrir el marcador, cuando Kaio Jorge le pegó de fuera del área, pero la bola pegó en el poste. El rival insistía, una y otra vez, pero la defensa mexicana estaba atenta, y sacó cuando balón llegaba a su zona.

Verón, de nueva cuenta rompió la zaga azteca, sacó un tiro que se fue cerca del poste derecho de Eduardo García.

Enseguida, una falta de Luan Wiedthauper sobre Muñoz les dio una nueva oportunidad a los pupilos de Marco Antonio Ruiz. En tiro libre , Efraín Álvarez mandó el balón por encima del marco.

Al 33, Santiago Muñoz hizo una gran jugada, pero en el último remate, el esférico se fue por encima de la portería, pero el cuadro azteca se plantaba mejor en el terreno de juego, se atrevía más, y generaba peligro.

México despertó. Pizzuto recuperaba desde la media cancha con tenacidad, proyectaba al frente. En una de esas, Luna se plantó con autoridad y sacó un tiro que se estrelló en un defensa de la verdeamarelha.

Sin embargo, los brasileños no dejaban de destilar veneno, aunque sus tiros eran bastante desviados. En algunos lapsos de la segunda parte el ritmo bajó, fue en el 59 que de nueva cuenta los locales dieron tremendo susto cuando Patryck dos Reis de nueva cuenta logró tirar directo al arco, sin nada de presión; entonces, el arquero García tuvo que estirarse para salvar a su equipo. Eduardo ya era factor para que los mexicanos siguieran con el cero en su portería.

Al 65′, Pizzuto mandó centro desde la banda izquierda, mismo que cabeceó Bryan González, la pelota botó en el césped y dejó sin posibilidades al arquero brasileño.

México tenía la motivación en la bolsa, pero no se desbocó al frente., jugó los siguientes minutos con inteligencia, sólido en la parte baja, como lo ha hecho en casi todo el torneo, y con buenos toque para atacar.

Lamentablemente para su causa, al 82′, Jesús Gómez se barrió por en el área, y el árbitro, ayudado en el VAR determinó que cometió falta a Verón. Kaio Pinto Ramos metió la pena máxima que significó el empate.

Y luego, al 92′, tras un servicio al área, Lázaro aprovechó el despiste de la zaga mexicana y sin marca, mandó el balón al fondo de la red.

Al final, una cabezazo de Gómez ilusionó al conjunto azteca. La bola se fue lejos de la portería. Se acabó el tiempo, Brasil se impuso a unos jóvenes que bien encaminados, tendrán un futuro importante.

Fuente: Milenio.com

ARP