Contáctanos

Nacional

Dictan prisión domiciliaria a madre de Lozoya por sobornos de Odebrecht

Un juez de control abrió un juicio a la madre de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, por asociación delictuosa y lavado de dinero.

Gilda Margarita Austin, madre de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, fue vinculada a proceso por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero, relacionados con presuntos sobornes de la empresa brasileña Odebrecht.

Durante la audiencia de nueve horas y media, iniciada luego de que la mujer llegó al país la mañana de este sábado extraditada desde Alemania, el juez de control con sede en el Reclusorio Norte, Jesús Eduardo Vázquez Rea, le concedió prisión domiciliaria en lugar de la prisión, solicitado por la defensa.

La edad de Austin, 71 años, es motivo para que se le pudiera conceder el arraigo domiciliario. Para evitar una fuga, la madre del exfuncionario deberá entregar su pasaporte y tendrá vigilancia las 24 horas del día.

La investigación complementaria de la Fiscalía General de la República (FGR) podrá durar hasta seis meses, reportó en su portal el diario Reforma.

De acuerdo con la información del periódico, el Ministerio Público federal exhibió como principal prueba la apertura de una cuenta en 2009, en la cual recibió depósitos de altas sumas de dinero desde una cuenta que presuntamente está ligada a los sobornos de Odebrecht.

Esa cuenta, de la que fue también copropietario Lozoya, sumó siete depósitos entre noviembre de 2010 a junio de 2015, cantidades que no coincidían con las actividades de maestra particular de Austin, según la acusación.

Dos de los depósitos fueron hechos desde Suiza a nombre de a nombre de Tochos Holding, administrada por TMF Services S.A. Uno fue de 5 millones de pesos y otro, de 2.4 millones (185,000 dólares al tipo de cambio de la época).

El Ministerio Público informó que Lozoya recibió los primeros sobornos a Lozoya cuando era coordinador internacional de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, a quien Odebrecht veía con “una gran posibilidad de que su partido ganara”.

Fuente: Forbes