Contáctanos

Local

Chilón: libre determinación en busca de condiciones de vida digna

  • Ubicados en la zona norte de Chiapas, Chilón y Sitalá son dos municipios tzeltales. Más del 90% de su población se identifica como indígenas. Desde 2016 se ha buscado conseguir la libre determinación a través del sistema normativo de usos y costumbres.

En el marco de la Campaña Universitaria, el Foro Caminar la libre determinación: Puebla y Chiapas, dos experiencias, se llevó a cabo la conferencia Razones y oposiciones hacia un sistema normativo indígena en Chilón, Chiapas. Dicho evento contó con la presencia de dos voceras del Concejo de Gobierno Comunitario de dicha entidad.

Presentándose en su lengua materna, Pascuala Vázquez Aguilar relató que en 2016 se formó el Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio (MODEVITE) debido a que los gobiernos emprendieron obras de infraestructura y comunicaciones sin considerar las necesidades de los pobladores.

Se nombró a coordinadores que diagnosticaran problemáticas que propiciaban la fragmentación en el tejido social en Chilón, siendo las adicciones, la religión y los partidos políticos las principales causas. Señaló que estos últimos dividen a las comunidades al formar grupos que entran en conflicto en tiempos electorales.

Se concluyó que “los partidos políticos no son una forma de encontrar la paz social”. La posibilidad de encontrar otras experiencias de autonomía parte de lo acontecido en Cherán, Michoacán.

La vocera recordó que el Centro de Derechos Indígenas, A.C. (CEDIAC) en Bachajón brindó apoyo a las comunidades de Chilón y Sitalá para estructurar los sistemas alternativos que buscaban. Así, en 2017 se llevó a cabo la toma de cargos a través de Asambleas y por medio de un sistema normativo interno tzeltal.

Ante la elección presidencial de 2018, concluyó Pascuala, se realizó una convivencia que registró alrededor de 11,400 personas en Chilón que no salieron a votar, lo cual “siguió la corazonada de que sí se podía lograr el cambio”.

Retomando el relato de su compañera, Elvira Gómez Gutiérrez se centró en el proceso legal que se lleva a cabo hasta la fecha. Tras presentarse en tzeltal, compartió que el 17 de noviembre de 2017 se solicitó al Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) que se reconociera la facultad de regimiento por usos y costumbres. Comenzó entonces el proceso jurídico para “reclamar nuestra lucha indígena”.

Señaló que, días previos a la jornada electoral, se emitieron los Acuerdos Generales del Consejo General del IEPC, los cuales solicitaban un estudio cultural y consulta ciudadana. Dicho estudio fue aplazado en múltiples ocasiones, hasta que en agosto de 2019 se llevó a cabo la primera visita por parte del primer equipo de antropólogos, la cual desembocó en el secuestro de uno de los enviados del IECP.

Desde entonces, se han presentado reuniones entre los representantes de la comunidad y del gobierno federal para garantizar la seguridad de los pobladores y la garantía del cumplimiento de sus peticiones.

“En la actualidad no hay una institución para los pueblos indígenas, solo para los mestizos. Para que nos reconozcan nuestros derechos tenemos que hacer una solicitud, y no debería de ser así”: Elvira Gómez Gutiérrez.

Ambas voceras coincidieron en que la oposición al gobierno comunitario recae, principalmente, en el edil de Chilón, Carlos Jiménez Trujillo. “El presidente municipal está intimidando a los pobladores privándolos de sus derechos”, denunciaron. Se relató que han existido presiones para abandonar el movimiento, mismos que han llegado hasta el plagio de simpatizantes.

Elvira cerró su intervención agradeciendo la solidaridad de la comunidad IBERO, invitando a ser observadores del proceso de consulta. “Soñamos con llegar al gobierno comunitario porque el pueblo así lo quiere”, sentenció.