Contáctanos

Cultura

El Día de Muertos es considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco

Por: Monse Navedo

Es una de las tradiciones mexicanas cargadas de misticismo y leyendas, es la fiesta de Día de Muertos, la cual es considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

Las ofrendas son pieza fundamental para la celebración, ya que son colocadas en los hogares en honor a los fieles difuntos, que una vez al año regresan al plano terrenal a visitar a sus seres queridos.

De acuerdo con el director general de Planeación y Desarrollo Turístico, Fabián Valdivia Pérez, en Puebla las ofrendas son urbanas, es decir, son instaladas al interior de los domicilios.

Los municipios más relevantes en este tema son Chilac, Tochimilco y Huaquechula, donde las familias colocan estructuras de madera piramidal, forradas con tela blanca e iluminadas.

Una característica principal, es que la imagen del difunto no se coloca frente al espectador sino a un espejo y al final, la fotografía solo se refleja en la ofrenda.

Ésta es una figura simbólica que está ligada a la idea de que la muerte es un espejo que no te engaña, es decir, la muerte muestra las virtudes, así como las acciones negativas y positivas de las personas que se nos adelantaron en el camino.