Contáctanos

Deportes

Pragmatismo Rojo

  • Por: David Alberto Badillo
  • Foto: MARCA

Tarde se metió Ferrari a la contienda y tarde se dio cuenta la escudería de Maranello que las jerarquías en un deporte de máquinas, hoy no existen más.La victoria de Charles Leclerc en Spa-Francorchamps genera probablemente un cambio de paradigma de cara a la recta final de la temporada, buscando equilibrar un poco la competencia mediante la estrategia carrera a carrera y con pragmatismo

La elección que se hizo al principio de la temporada, dándole su lugar jerárquico a Vettel, que hasta ahora ha decepcionado quedando muy por debajo de las expectativas, parece diluirse.Ser el tercer máximo ganador de carreras para el equipo italiano, implica, con creces, el lugar histórico del alemán, empero, parece que Ferrari entiende que hoy está lejos de ser aquella escudería hegemónica de antaño y que si quiere seguir siendo protagonista deberá replantear su estrategia de inicio.

El joven Leclerc hoy es superior a la leyenda Vettel. Ley implacable de vida, la vid reventó sus uvas y Ferrari no se puede poner sentimental.A raíz del Gran Premio de Bélgica, donde Ferrari regresó a la victoria, el tema que generó más comentarios fue la orden del equipo en la vuelta 25 de la carrera en Spa, pareció ser el parteaguas, no sólo de la temporada sino del proyecto de la escudería.

Una decisión correcta, sin la cual el éxito de Charles Leclerc no habría llegado, pero que colocó al alemán en una versión de escudero, que contrasta con el inicial respaldo a Vettel como líder.Ferrari decidió que era necesario permitir que Leclerc no perdiera ni una décima de segundo ante la mínima diferencia que tenía ante Lewis Hamilton.

El jefe de equipo de Ferrari, el suizo Mattia Binotto, ha dejado en claro que la posibilidad de que Ferrari se encuentre luchando por el éxito en carreras individuales, como en Spa, y en este caso si las condiciones de la carrera lo consideran crucial, se le pedirá a un piloto que ayude al compañero, pero solo por el botín de esa carrera, lo que significa que cada fin de semana comenzará desde cero, posiblemente evaluando quién tiene la mejor oportunidad de ganar.

Luego, al final del año, se realizarán las evaluaciones del caso, pero el de las jerarquías internas a largo plazo será un “dulce” problema que en Maranello eventualmente tendrá que plantearse cuando vuelvan a luchar por el título. Esperan que pueda estar en la contienda de lleno para 2020.